Familia

Dislexia para las matemáticas: Cómo saber si tu hijo la tiene

Muy poco se habla sobre la dislexia para las matemáticas en el ámbito educativo, ¿sospechas que tu hijo la tiene? ¡Conoce más en esta nota!

Autor: Fabiola Moncada

Tiempo de lectura: 11 minutos

Únete a la conversación, comparte el artículo

Familia

Dislexia para las matemáticas: Cómo saber si tu hijo la tiene

Muy poco se habla sobre la dislexia para las matemáticas en el ámbito educativo, ¿sospechas que tu hijo la tiene? ¡Conoce más en esta nota!

Autor: Fabiola Moncada

Tiempo de lectura: 11 minutos

Únete a la conversación, comparte el artículo

Familia

Dislexia para las matemáticas: Cómo saber si tu hijo la tiene

Muy poco se habla sobre la dislexia para las matemáticas en el ámbito educativo, ¿sospechas que tu hijo la tiene? ¡Conoce más en esta nota!

Autor: Fabiola Moncada

Tiempo de lectura: 11 minutos

Únete a la conversación, comparte el artículo

La discalculia, conocida popularmente como dislexia para las matemáticas existe, es real y, lamentablemente, muchos no están al tanto de esto. En el campo de diagnóstico educativo y clínico, el desconocimiento de esta patología es su principal obstáculo. 

Cuando hablamos de dislexia, se llega a pensar que se está tratando del trastorno específico que afecta la lectura y escritura. No obstante, existen otros tipos de dislexia que afectan de igual forma el desarrollo de un niño como lo es la discalculia. De seguro no habías leído o escuchado este término tan ignorado. 

No es un secreto para nadie que matemáticas es una asignatura complicada para muchos niños. Hay algunos que hasta proyectan odio hacia esta y detestan cada vez que les hablan de número porque les es muy difícil comprenderlos por su condición de aprendizaje. 

Pero, ¿qué es realmente?, ¿por qué se produce?, ¿cuáles son las principales señales? ¡Conoce más en este artículo!

 

Dislexia para las matemáticas o discalculia: ¿Qué es?

Lucía Zumárraga Astorqui, presidenta de la Asociación Madrileña de Neuropsicología, define la discalculia como un conjunto de dificultades que afectan el procesamiento de información numérica, cálculos mentales y ejecución de operaciones aritméticas.

Asimismo, menciona que pueden exhibir complicaciones para razonar de forma lógica en matemáticas o para procesar pensamientos con este lenguaje. 

Generalmente no se habla de “dislexia para las matemáticas”, siempre se discute cómo a la persona se le dan mal los números porque no está prestando atención a lo que se le explica. Lo que nadie se da cuenta es que al tener este tipo de pensamientos afectan directamente al niño y su desarrollo emocional. 

El gran “¿Por qué?”

¿Desde dónde habitan las causas de la discalculia?, ¿Por qué se produce?, estas son interrogantes que han tenido miles de investigaciones realizadas a través de técnicas de neuroimágenes, las que permiten poder ver directamente la actividad cerebral de la persona y su sistema nervioso central. 

Gracias a los expertos y sus experimentos, lograron observar que la dislexia para las matemáticas proviene  de un déficit en las conexiones neuronales y que se encuentran en el módulo cerebral que se encarga de procesar información numérica. 

A su vez, este trastorno se debe a la genética. Es decir que, los padres de los niños que presentan discalculia también presentan dificultades en el aprendizaje aritmético y numérico.

Señales según su edad

Te hemos hablado mucho de la discalculia en este post y probablemente ya tienes una idea de si tu hijo la tiene o no. A pesar de ello, aquí te explicamos las señales que tus hijos pueden estar presentando, según su edad, que te permitirán prevenir y diagnosticar a tiempo. 

 

Primeros años de vida:
– Dificultad para poder estimar cantidades.
– Problemas para reconocer las cantidades de algo y tener la capacidad de relacionarlas con un número.
– Incapacidad de contar elementos (Tomar en cuenta que cada objeto debe contarse una vez).
– Problemas para relacionarse con sus dedos y con números la cantidad de elementos, por ejemplo, los años que tiene. 

 

De 3 a 5 años:
– Problemas para aprender a contar.
– Confusión con los números, por ejemplo, el 9 con el 6.
– Presenta problemas a la hora de tener que ordenar o secuenciar números, por ejemplo, reporte un número varias veces.
– Confunde números que suenan similares, por ejemplo, el seis con el siete.

De 6 a 11 años:
– Incapacidad para recordar o aprender estructuras matemáticas simples, por ejemplo: 1+2=3.
– Dificultad para reconocer las palabras “menor a” o “más grande que”.
– Necesita sus dedos para contar.
– No comprenden con exactitud los ejercicios matemáticos que están realizando, suelen saltarse pasos y no logran recordar el procedimiento de las operaciones sencillas.

 

De 12 a 17 años:
– Dificultad al aplicar las matemáticas en la vida diaria, como por ejemplo: devolver el cambio, planificar un presupuesto, estimar cuánto pueden gastar en total, entre otros.
– Problemas para calcular cantidades, por ejemplo, saber cuándo es 500 g de arroz o 2 litros de leche.
– No tienen un buen sentido de la orientación y suelen perderse.
– Dificultad a la hora de entender gráficas con representaciones numéricas, mapas, flujos y estadísticas. 

Esperamos que este post te haya ayudado a comprender mucho más sobre la discalculia o dislexia para las matemáticas. Recuerda que si notas que tu hijo encaja en el perfil de una persona con este trastorno, debes llevarlo a un profesional que pueda darte su diagnóstico y ayudarte en este proceso.

Si deseas leer más tips sobre tips educativos para ti y tus hijos, te invitamos a darle un vistazo a nuestro blog aquí 

Si quieres que tus hijos sigan creciendo en conocimientos, mejoren sus notas escolares y, además, estás dispuesto a probar una tecnología que los ayude en todos este proceso, ingresa a: www.wited.com, ¡Obtendrán las calificaciones que siempre soñaron!

¿Qué te pareció el artículo?
Grupo 2950